domingo, 3 de agosto de 2008

De la desigual naturaleza de las cosas.


Han bastado un par de meses para que la inicial negación de la crisis económica se haya transformado en un abierto reconocimiento, ¿qué ha motivado ese cambio de actitud? ¿han aparecido acaso nuevos datos que se desconocían? ¿se trata de una cuestión estratégica en función de beneficios?. En El País de hoy podemos leer una interesante entrevista a Solbes, paradigma del “donde dije Diego..” del político español.. ¿en todas partes son iguales? ¿y se les permite lo mismo?.

Después de casi dos décadas de degradación creciente del sistema educativo se sigue camuflando el descomunal dislate. ¿Quién se beneficia?.


El oro de Pekín.

Ya zarpan nuestras eternas carabelas rumbo a Oriente, El Dorado aguarda de nuevo a los esforzados héroes, y nos redime del presente yermo y del mañana sombrío... esperemos que por una vez no se disipe el botín en Flandes.

1 comentario:

Silvia Porras dijo...

¿Quién se beneficia?

La emergente industria del... y los que tienen el dinero para comprarles su juventud.