miércoles, 12 de diciembre de 2007

Con ocasión de un café.

Pensar (denken) y agradecer (danken) son en nuestra lengua alemana palabras de un mismo origen (....) En esa lengua he intentado yo escribir poemas (.....) para hablar, para orientarme, para averiguar dónde me encontraba y a dónde ir, para proyectarme una realidad. (....) el poema puede ser una botella de mensaje lanzada con la confianza –ciertamente no muy esperanzadora- de que pueda ser arrojada a tierra en algún lugar y en algún momento, tal vez a la tierra del corazón. De igual forma, los poemas están de camino: rumbo hacia algo.

¿Hacia qué? Hacia algo abierto, ocupable, tal vez hacia un tú asequible, hacia una realidad asequible a la palabra.

Tales realidades son las que tienen relevancia para el poema.

Y creo que reflexiones como ésta no sólo acompañan mis propios esfuerzos, sino también los de otros poetas de las nuevas generaciones. Son los esfuerzos de aquel a quien sobrevuelan estrellas, obra del hombre, y que sin amparo, en un sentido inimaginable hasta ahora, terriblemente al descubierto, va con su existencia al lenguaje, herido de realidad y buscando realidad.


Paul Celan

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Ese "herido de realidad y buscando realidad" final me parece definitivo, por lo que llega a tocar el meollo de la cuestión. El texto me parece una fantástica muestra de esa relación palabra-realidad-fantasía que tantísimo ha ocupado a filósofos y artistas en general. Ese "algo abierto" que nos aparta de esta realidad cerrada, semi-irreal, real del todo o definitivamente falsa e irreal, según quiera verse. Y es en esta última elección donde probablemente estribe la clave, de ésta y de todas las realidades posibles, si es que es posible la simultaneidad de realidades.

Espero que no parezca un juego de palabras lo de arriba, y si lo parece, tampoco pasa nada: "homo ludens", que decía alguno.

Juanjo

Serenus dijo...

Creo que es un comentario lúcido.

La realidad inmediata que se nos ofrece es falsa en tanto que pretende ser la única (o toda) la realidad.

El poeta, como el filósofo, no se resigna y pugna por esa otra tierra..

- por cierto,¿cada día más desesperanzados?-

Anónimo dijo...

Seguramente sí, cada día más desesperanzados de ésta realidad, porque se ve más triste, más gris, menos realmente real, pero más esperanzados de la(s) otra(s), más en el mundo de lo posible. Por más lucha que se quiera, la vida es un fracaso que hay que vivir como una victoria. Supongo.

Juanjo

Felipe dijo...

Pensar y agradecer. ¿Esto significa que el pensar es de agradecer, o que el pensar es un agradecimiento?

Excelentísimo Sr. Juanjo:

"la vida es un fracaso que hay que vivir como una victoria. Supongo."

Desde luego la MENTIRA no es PENSAR, sino lo contrario. El pensamiento busca y no busca otra cosa que la verdad. Si la vida es un fracaso, hay que vivirla como un fracaso.

http://antesdelascenizas.blogspot.com

Anónimo dijo...

Excelentísimo Sr. Felipe:

Une usted pensamiento-verdad-realidad de una manera que no suscribo ni de lejos y que empequeñece cada uno de los componentes de los que usted se sirve para hacer una amalgama muy alejada, desde luego, del sentido del texto de Celan.

Juanjo

Felipe dijo...

No se enfade, Eminencia. Ha señalado usted una extraña propiedad de mi comentario en la que yo no había caído. Al mismo tiempo que tiene como efecto empequeñecer a Celan, parece que ante él, el Sr. Juanjo se crece.
O es que estaba viviendo su fracaso como una victoria...

serenus dijo...

Haya concordia

Juanjo dijo...

Una auténtica pena es intentar traducir un post a términos personales que no proceden, y que por más "spam-módico" que sea su origen no deja de no dar otra cosa que pena, Sr. Bernabéu. (Y hasta aquí llegan mis ganas, no se moleste en contestar).

Serenus: por mi parte, no es que haya concordia, es que jamás hubo lo contrario... En fin.

Saludos.

Felipe dijo...

Le deseo un próspero año nuevo, Sr. Juanjo. Y salud, para que podamos seguir discutiendo, si procede.

Juanjo dijo...

Lo mismo digo, Sr. Felipe y compañía. Feliz año y, no le quepa duda, si procede seguiremos discutiendo.

Serenus Zeitbloom dijo...

Bueno, teniendo en cuenta que son casi mis dos únicos lectores sería una pena que se molestasen entre sí y dejasen de hacer sus comentarios.. que tanto me alegran. Después de todo los comentarios son la única constancia de que lo que uno escribe es leído por alguien.. o en la imagen de Celan que la botella ha encontrado alguna tierra.

Feliz año nuevo¡