domingo, 11 de julio de 2010

Del sentimiento matemático

.

El geómetra
dibujará la orquídea
sin su tristeza



Cincuenta y seis mil o un millón; ciencias exactas. Créanme no me interesa demasiado desde el prisma político inmediato, pues la praxis política hace tiempo –si es que no fue siempre así- que padece una alergia descomunal ante cualquier signo de objetividad, ¡incluso en el caso de políticos que tienen el bachiller de ciencias!

Lo que me asombra es la tarea titánica a que se enfrentan esos profesores que deben enseñar a calcular áreas, tan obstinadas ellas en sus limitaciones. Aunque quizá impregnando el triángulo con un gotas del valor emotivo adecuado puedan nuestros escolares sentirlo como trapecio.

Serán dos, serán veinte, o siento veinte.
.

6 comentarios:

Joselu dijo...

Feliz verano, y viva la Roja, partido que vieron más de mil millones de espectadores estimo ¿o fueron menos? La guerra de cifras es tremenda. Se me ocurre un sistema para estimar las asistencias a una manifestación en Barcelona. Se inscriben cien mil personas con un dorsal y código de barras. Se distribuyen a lo largo del centro de Barcelona y vemos realmente el espacio que ocupan. Creo que no nos hacemos idea de lo que son cien mil personas. Echamos los números muy alegremente. En cuanto a Punset, he de decir que no lo propondría como ministro de educación pero sí que sus reflexiones -con mayor o menor acierto- me son muy interesantes. Me gusta seguirle. Saludos.

Leicca dijo...

Hay otra muy buena al respecto: la lección se recuerda si se hace "personal". Me hallo allende los mares, en Niuyor-niuyor esta vez, y de cuando en cuando me cae, por parte del profesorado guiri (porque no veas tú la concentración de guiris que hay aquí), algún mensajito educaorientatitvo. El ejemplo nos lo puso él mismo para que lo viviéramos en nuestras carnes: un vídeo sobre el 11S. (Todavía estoy preguntándome qué contenido quería enseñarnos o simple y llanamente qué temario está impartiendo en general...).

Tu post me ha hecho enlazar todo con todo: yo voy a personalizar las matemáticas con las guerritas y voy a hacer llorar a los niños cuando dibujen trayectorias parabólicas. Entre llanto y llanto igual les sale una ecuación, igual que entre risa y risa ya sabemos que se resuelven con mucha facilidad las integrales de superficie.

Un saludo, Serenus. Hacía tiempo que no entraba a ver blogs.

p.d. ¿No estaremos asisitiendo con las emociones a una versión retorcida de "la letra con sangre entra" pero sin que se vea la sangre?

Serenus Zeitbloom dijo...

Joselu
Sin duda son interesantes los programas de Punset,pues tratan de algo tan apasionantes como es la divulgación científica. Desgraciadamente lo que respecto a la educación he podido escucharle es más bien simplista y falto de la más elemental justicia...

Leicca

Usted disfrute ahora y déjese de la "educaorientación" por un par de meses


saludos a ambos

Leicca dijo...

:)

Es que he caído en una trampa.

Pero sí: disfrutar, disfruto todo el rato que me dejan los elementos. Tanto disfruto, que se me olvida que al día siguiente vuelven.

-Un saludete. Espero que usted esté recargando baterías. Mejor dicho, espero que esté usted "descargándolas", que al final del curso a todos se nos hincha mucho alguna parte de nuestro ser y luego hay que pasarse una semanita o dos achicando...

Silvia Porras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Silvia Porras dijo...

Tu poema me hace recordar un poema de Li Po, que combina el numero uno que se vuelve cero, y ese cero se vuelve la totalidad, y dice asi:

We sit together,
the mountain and me,
until only the mountain remains.

Placer volver a leerte!