jueves, 11 de noviembre de 2010

El motor inmóvil, un anzuelo metafísico

.
Anda el autor de este blog un tanto escaso del tiempo y de la serenidad que la reflexión, ya sea acerca de las cuestiones humanas o metafísicas, exige. Pero el vicio es el vicio, así que uno no deja asomarse a los corrales ajenos, donde por experiencia sé que no es difícil encontrar algo provechoso para uno mismo. Éste fue uno de los últimos hallazgos: El lugar de Dios.

Reproduzco el comentario que allí hice por dos razones: la primera porque de alguna manera tengo que darle vida a este espacio , la otra - más importante y relacionada con la anterior - porque sé que al menos un irreductible metafísico visita este lugar. Les dejo pues esta humilde golosina y les invito a que me hagan partícipe de sus reflexiones y me ilustren.

"Me parece que el asunto de la "forma" referido a Dios -el motor inmóvil- y al alma es algo muy problemático y oscuro; materia-forma son términos relativos el uno al otro en los seres naturales, así por ejemplo, podemos decir que la sangre, la carne, los huesos etc... son la materia que puede organizarse bajo diferentes formas, hombre, caballo etc... pero la sangre o la carne son formas de otra materia más simple, el aire, el agua etc... los elementos que eran para los griegos las formas más simples de organización de la materia. En resumen no hay materia sin forma ni forma sin materia, al menos en los seres naturales, o lo que es lo mismo; el alma no subsiste aparte del cuerpo (con la excepción quizá de cierta parte del alma humana -el entendimiento agente, lo que de divino habría en nosotros). Lo que quiere decir que cuando nos referimos a Dios como forma (una forma que "existe" sin materia) no estamos diciendo lo mismo que cuando nos referimos a las formas de los seres naturales, sino que utilizamos el término de manera "análoga", la cuestión es si sabemos lo que estamos diciendo en este caso; que Dios no es materia es algo que entendemos, pero ¿qué significa decir que es "forma"?, ¿es algo con un significado positivo? me parece que no, me parece que no es más que decir que no es materia, y la analogía con los seres naturales compuestos de materia/forma no creo que ayude mucho a la comprensión...

La teología no es mi fuerte, pero me parece que esto tiene que ver con la llamada teología negativa..."
.

14 comentarios:

Joselu dijo...

Uf. Me alegro de leerte pero reconozco que el tema que has planteado es harto especializado. La realidad de Dios o dios es algo que escapa a mis entendederas. Dicen que Paul Claudel se convirtió escuchando un magnificat en Nôtre Dame. No me cabe duda que es una creencia irracional, pero ¿por qué lo racional ha de ser el único referente de nuestra vida? El racionalismo extremo es una enfermedad igual que lo es el irracionalismo en el límite. Dios, qué lío. No soy un metafísico. Espero que tengas otro lector más avezado.

Serenus Zeitbloom dijo...

Pues sí, Joselu, un verdadero lío. Y parece que no pican. No pican, pero haberlos, haylos.

Gracias por pasarte.

LUG dijo...

Uf... Qué tema más extraño. Como, lejos de la sabiduría griega, soy incapaz de ser valiente (hijo de mi tiempo al fin y al cabo) me vuelvo temerario medito no zen ni om sino, quizás, zum o zom.Y contesto...

Si la materia se intenta percibir sin forma - como bien apuntas, una casi imposible al menos para el lenguaje - debemos enfrentarnos a algo que no es ni carne ni huesos, ni aire ni tierra ni fuego, ni protoelemento, ni algo... la materia es nada ("cualquier cosa", una cualquiera desfigurada por la necesidad). Por eso me da por ver a la materia como hambre o lujuria, convulsión en... nada. Espasmo sin cuerpo que busca(el espasmo) estructura, forma, ser... materia como enamorada que busca una mirada que la haga algo, cualquier cosa. Hambre, sexo, muerte, pulsación. Busca el universo material una piedad que no llega porque en el otro límite esta el Otro, la forma pura, la determinación tan cerrada en sí que es concreción sin tachadura.

La forma, si pura, si inmóvil y vaciada de teleología, es claramente inhumana.Inanimada. Desmineralizada... Dios es la concreción plena: no cualquier cosa sino esa cosa --- nosotros somos unos cualquieras porque podemos llegar a ser otra cosa; por ejemplo, siempre cadáver. Él (Dios) no es un cualquiera (ni una cualquiera). Es él, ella... tan concreto que en nada se nos asemeja. Sólo por analogía dices... quizás ni eso

O algo así pienso y estoy pensando en lo que creo que es un esquema más o menos aristotélico, y de él lo saco En fin, un saludo.

Serenus Zeitbloom dijo...

Lug

Y como decía Szymborska en aquel poema:

"Podría haber durado y durado, sin fin,
hecho de la oscuridad, forjado de la claridad
en sus somnolientos jardines sobre el mundo.

¿Para qué diablos habrá empezado a buscar emociones
en la mala compañía de la materia?
"

Platón o el porqué

LUG dijo...

¡¡ Hermosa la Szymborska!!

Dice el Génesis: " viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas".

Cuestiono a la polaca el que considere que la parte activa en el apareamiento fuera la casa de los "somnolientos jardines".No, el dios-lugar es cierre(mutatis mutandi: como les sucede a las chicas excesivamente guapas y perfectas) y creo que fue precisa mucha vibración de la materia desesperada para romper las cristalinas puertas y convertirse en espacio, tiempo, protoelemento, agua o tierra, carne y huesos,flema y bilis negra, Serenus, Lug.... El mundo de la forma fue literalmente violado por la nada-materia-buscadora-de-forma. Por eso, quizás, lo buscado en común por el arte y la filosofía sea esa pulsación de la que , tal vez, aún queden huellas paras seguir el juego. Pulsación, hambre, bocanada... Gana la materia (o, si quieres, la tiniebla maniquea). ¿De ahí quizás la superioridad del arte plástico?

Juanjo dijo...

Cabe recordar que Aristóteles elabora su teoría hylemórfica de la substancia, como solución al problema del abismo entre lo sensible y lo inteligible que la teoría platónica de la forma como substancia (teoría platónica de las ideas) conlleva. La gran genialidad de Platón fue capaz de absolutizar el concepto ordinario de forma, convirtiéndolo en el de idea y marcando así el rumbo de la filosofía. Para Platón las ideas son las causas del cosmos de manera análoga a como lo es el motor inmóvil aristotélico: actúan a modo de ideales. Cuando Aristóteles dice que Dios es forma está diciendo que es idea, la única idea metafísica que no ha podido reducir.

Por otra parte, si desestimamos el concepto platónico de idea y consideramos que forma y materia son conceptos interrelacionados, tan ininteligible es que Dios sea forma, como que no sea materia. Me temo que en el tema de Dios, si sólo disponemos de conceptos relativos, hay que guardar silencio.

Muchas gracias por el enlace y por la golosina. Un cordial saludo.

Serenus Zeitbloom dijo...

Lug

" Materia desesperada" oximorón que nada tiene que envidiar al de la "nada creadora". La mística sobre sus pies -pero no menos mística.

Juanjo

Y Platón dijo: hágase mi voluntad... y la Idea se hizo.

Gracias a los dos

¡qué par de titanes! :)

Juanjo dijo...

Como no podía ser de otro modo. Sin embargo, expuso claramente, hasta donde se le alcanzó, la problemática de la idea; pese a lo cual, de entonces a acá, sigue siendo ideal que la Idea guíe la voluntad.

Serenus Zeitbloom dijo...

Pero no es pequeña la diferencia entre que la idea guíe la voluntad y que la idea sea una creación de la voluntad.

Desde la caverna de Platón dijo...

Hola Serenus:

como me ha salido demasiado largo el comentario, lo he publicado en mi blog (http://desdelacavernadeplaton.blogspot.com/2010/11/el-lugar-de-dios.html).

Un saludo, chico, que con lo de Deseducativos hace un tiempo que no hago mucha vida social.

Serenus Zeitbloom dijo...

Mil gracias, Antonio.

Juanjo dijo...

No es pequeña, Serenus, no: la misma que hay entre lo ideal y lo real.

Silvia Porras dijo...

Dios... un concepto creado para erradicar el miedo de nuestra vulnerabilidad.

Dentro de dicha vulnerabilidad hay un gigante escondido en tradiciones, ideas, prejuicios, etc. Ese gigante tiene un nombre: "Yo"

Ese "YO", no esta definido por mis estudios, trabajo, cuenta bancaria, pais de origen, lengua, etc... si se quita todo ese maquillaje queda el verdadero ser, y ese ser al estar en paz intuye quien es ese "Dios".

Francisco - paginas web dijo...

Nunca entendi la metafisica es tan complicada que creo que ni sus miembros la entienden...