lunes, 28 de febrero de 2011

Fittipaldi director de la DGT

.

Que me duermo, señor guardia
.

5 comentarios:

Joselu dijo...

Cada día más sintético. Creo que estás perezoso respecto al blog. Y lo siento porque me gusta debatir contigo.

En cuanto a lo que opina Alonso sobre la posibilidad de dormirse a 110, no sé si es muy literal, pero esta medida "ocurrente" va a encrespar los ánimos contra el gobierno. No cuenta con la simpatía de nadie y dudo mucho que sirva para lo que plantea. No quiero pensar lo que me va a costar ir a Galicia a 110. Creo que este Zapatero es un majadero. Tengo ganas de que gobierne la derecha, a ver si salimos de este sopor. No hay mayor desdicha política que ver a la izquierda haciendo el ganso y el papel de palanganeros del capital, los bancos, y la derecha. La derecha no se atreve a tanto. Porca miseria.

Alejandro Martín Navarro dijo...

Lo que ha dicho el hombre tortuga (y lo de "tortuga" es por el cuello, claro, no por la velocidad) no es ninguna tontería. Siempre he pensado que las autopistas son muy amplias y rectas en relación a la velocidad a la que se puede ir en ellas, razón por la que a menudo tiendo a evitarlas, justamente para no dormirme. Así que propongo volver a las nacionales. Verás la de combustible que ahorramos y lo acojonados que conducimos ;-)

Serenus Zeitbloom dijo...

Joselu

No es pereza, Joselu, se trata de escasez de tiempo y fuerzas. Aunque también es cierto que me siento más a gusto con la brevedad -me refiero sobre todo a la mía- que con el derroche de razones, en el que siempre me parece advertir algo indecoroso.

Comparto casi todo lo que dices, salvo en que a mí sí me resulta simpática esta prohibición -mucho más que las anteriores... ¡a 90 hubiese estado genial! Lo mismo nos cambiaba el carácter... alguno quizá podría advertir por primera vez que junto a la carretera crecían alcornoques, pastaban ganados y anidaban cigüeñas.

Alejandro

Conozco yo algunas autovías (que frecuento semanalmente) en las que para conducir a 120 por muchos tramos tienes que ser más temerario que Hamilton.
¿Para qué tanta prisa?

Gracias amigos por vuestros comentarios pero recordad al poeta:

"¿Afanarse? Para qué,
si a nada se llega.."

Felipe dijo...

Lo que realmente me fastidia de la medida es que me acabarán multando. En este caso a mí sí me da pereza ofrecer más razones porque serían realmente indecorosas: tratarían simplemente de ocultar mi terrible presentimiento. Iré ahorrando (mira por donde sí es una medida de ahorro). Ya he contribuido en otras ocasiones a financiar al Estado mediante el pago de multas (la última por aceptar un borrador de la declaración de la renta que Hacienda me mandó con errores que yo no advertí), y casi me siento un bienhechor.
Por lo que toca a Alonso, las medidas alternativas que propone me fastidian mucho más. Prefiero ir a 110 que ir a trabajar a pie los días impares... intolerable.

Serenus Zeitbloom dijo...

Felipe

El mes que no te multen invertimos los ahorros en paella de la montanya, monastrell y torrijas.