martes, 3 de julio de 2012

Futbolero ? Oui, c'est moi!

Leve es la parte de la vida 
Que como dioses rescatan los poetas.
 L.C. 

La eurocopa empezó junto al anuncio de la demanda de rescate -o línea de crédito ventajosa. Tan ventajosa que el presi se marchó al futbol a celebrarlo. No menos sorprendente me resultó que entre los críticos a Rajoy se generalizase [al menos en la red no era una opinión escasa] el deseo de que España fuese eliminada a la primera de cambio. No entendí muy bien ese deseo: ¿ una especie de masoquismo, una manera de romper la baraja, catastrofismo, autoaniquilamiento? Me resultaba sorprendente que se hablase de "circo" y se tratase al futbol como una manera de "estupidación" de la gente -vista como masa de idiotas. Sorprende que el pensamiento progresista español no haya superado ya esa ridícula soberbia -qué fácil era epatar en aquellos años; bastaba con acudir a las clases sobre la Fenomenología del Espíritu con el Marca en el sobaco.

En Barcelona no hubo pantallas gigantes en la calle para seguir el encuentro; cosa que sí podía, sin embargo , hacerse en París. Los aficionados de Cornellá asistían en multitud pero confinados en el espacio interior de un pabellón. A los millares de aficionados que pretendían celebrar el triunfo en la plaza de España de Barcelona los dejaron sin iluminación, "celebrad pero a oscuras" decidió el alcalde de Barcelona. En algunas ciudades y pueblos pocos se atreven a manifestar su júbilo por el triunfo. Sin embargo este fenómeno del rechazo nacionalista a los éxitos futboleros era bien conocido. No ha sorprendido. 

¿Quién teme al triunfo? ¿quién se beneficia del fracaso?. 

Qué maravilla los goles de Silva, Alba, Torres, Mata. Los pases de Cesc, Iniesta, Xavi, Alonso. Las paradas de Casillas. Y todos los demás, Ramos, Busquets... 

Al poco de comenzar la final, con las primeras jugadas me dije: qué buenos son, no pueden perder.

5 comentarios:

David Porcel dijo...

Desde luego, fue un placer verlos jugar...un ejemplo de ejemplaridad, tan escasa en el mundo de la política. De eso hablo en la última entrada: apología del deporte. Cordiales saludos.

Serenus Zeitbloom dijo...

Qué suden otros, David, nosotros disfrutemos: pues es poéticamente como el hombre habita la tierra, escribe Hölderlin.

saludos

Joselu dijo...

He seguido con escepticismo y con distancia el juego de la selección española. De hecho no he visto ningún partido. Mentiría si dijera que no me alegré discretamente cuando me enteraba de sus éxitos, pero no lograron sacarme de la melancolía y de la sensación de que todo era una cortina de humo que se reflejaba en la prensa de la derecha que alardeaba del orgullo de ser español, y de los que sacaban conclusiones fáciles de este triunfo diciendo que si éramos capaces de ganar la eurocopa, éramos capaces de cualquier cosa. Santa inocencia. La realidad es otra, y es una realidad muy fea, que durante unos días se ha olvidado. Somos campeones de Europa, Rajoy se fotografió con la selección, pero ahora volvemos a la realidad y nos van a dar con un hacha en cuanto Rajoy y los mercados hablen, más bien estos últimos.

El único aspecto interesante de la victoria de la selección ha sido percibir que en Cataluña, la idea de España tiene también su calor, a pesar de que los ideólogos nacionalistas (infinitos y proteicos) solo señalen a España como ejemplo de decadencia, de fracaso y de error histórico, proponiéndose en su visión alucinada como ejemplo de la modernidad y de la cordura cuando la realidad es que el fracaso de España como proyecto político arrastrará a todos en un torbellino de incertidumbre y violencia a tono con nuestras guerras carlistas que tanto echan de menos los nuevos carlistas con chapela o barretina.

Serenus Zeitbloom dijo...

Lo que pasa, Joselu, es que no eres futbolero. Unos y otros quieren aprovechar el futbol para sus intereses, pero no funciona porque efectivamente la realidad es la realidad. Y lo que también es realidad es que estos chicos juegan muy bien . De niños ( y no tan niños) alucinábamos con los cromos de los jugadores de Brasil, Uruguay, Argentina, Inglaterra, Holanda, Alemania, la URSS. Para los niños de hoy son Iniesta, Xavi y compañía. Futbol es futbol que decía Boskov.
Buen verano

Leicca dijo...

Oui, c'est moi también, Serenus. Qué gran final. Qué bien me lo hicieron pasar. El opio del pueblo que nos traen de vez en cuando algunos jugadores está de rechupete. Hacer como que la cuestión además de futbolística es política es seguirles el juego a los que quieren situar los debates donde menos problemas hay. En la zona fácil. Una tomadura de pelo que está como por encima, una capa de papel vegetal con las líneas del mapa que quieren que interpretemos. De fondo "la cosa en sí": el partido.