martes, 18 de diciembre de 2012

Progresando. Filosofía en secundaria

5 comentarios:

Joselu dijo...

No había visto el vídeo hasta hoy. Ya sabes que estoy en el fondo y en la forma con vosotros que lamentáis esta pérdida académica de la filosofía, igual que un día se perdió la enseñanza de la literatura como materia específica y nadie se rasgó las vestiduras.

El vídeo busca subrayar la importancia del pensamiento en la formación intelectual de los jóvenes, pero reduce a unas píldoras mínimas la aportación de cada uno de los filósofos traídos al presente. El mejor sin duda es Popper que enseñó a dudar de Marx que a su vez nos había enseñado a dudar de las ideologías pero que nos trajo conceptos como la dictadura del proletariado de tan amargo recuerdo, y, si no, que lo digan los camboyanos tras el paso de los khemers rojos por su país. La filosofía es liberadora porque dedica al pensamiento lo mejor de las potencias intelectuales del ser humano. Sin embargo, los últimos tiempos no son pródigos en filósofos ni en pensamiento interesante fuera del llamado pensamiento débil que vértebra los años noventa del pasado siglo. Ahora desaparece la filosofía en algunos cursos del bachillerato y la ESO, pero eso es síntoma a su vez de su pérdida de eficacia ante asignaturas técnicas y económicas y de comportamiento como la psicología. El pensamiento se ha convertido en algo del pasado. No es necesario saber pensar para vivir. Más aún: nunca lo ha sido. Siempre han sido seres atípicos los que han dedicado su potencia intelectual al pensamiento, y lo más que ha podido pasar es que su producto intelectivo se haya difundido entre las masas como píldoras mínimas como las que el vídeo pretende hacernos compartir la necesidad de la filosofía. Actualmente no hay pensamiento que dure más de dos segundos en la mente de nadie. La filosofía tenía una entidad y una duración profunda en los seres humanos. Solo ha quedado ese dudar de todo, incluido de la filosofía que se revela como innecesaria para el nuevo ser humano que estamos construyendo, sin raíces, sin tiempo, sin dimensión profunda. Tal vez en esta desaparición de la filosofía haya una oportunidad única, Serenus. De igual modo decimos que la teología debe ser expulsada de las aulas, la Filosofía debería ser igualmente expulsada y crear círculos en los barrios, en las asociaciones de vecinos que reclamarían tal vez la filosofía como una necesidad profunda de sus vidas. Tal vez la Filosofía haya de vivir su propio paso del desierto durante cuarenta años, y ser arrumbada por esa aportación máxima de nuestro tiempo que es el pensamiento positivo, que no es otra cosa que poner nuestra mente en blanco y sonreír y decir que vivimos el aqui y el ahora, y que el tiempo presente es el mejor de los tiempos porque es el único que hay, y que Paulo Coelho es nuestro profeta y no Wittgenstein que era complicado y nunca llegó a dialogar con Goethe como apunta Thomas Bernhard en Goethe se muere. La Filosofía ha muerto, y si estuviera realmente viva las piedras gritarían. No esperemos que sea el sistema educativo el que salve a la Literatura (muerta definitivamente con las Sombras de Grey) o la Religión o la Filosofía. Muerto Dios, ¡qué necesidad tenemos de la Filosofía? ¿No lo has pensado?

Serenus Zeitbloom dijo...

Literatura y filosofía cuando son auténticas son algo minoritario. Pero precisamente por ser minoritarias deben ser cultivadas como plantas raras en escuelas, institutos, universidades, ahí es donde han estado siempre, nunca entre el gran público. Comparas la suerte actual de la filosofía con lo que ha pasado recientemente a la literatura, yo creo que es muy diferente, creo que la literatura no ha muerto por decreto de los ministerios -como parece que va a ocurrir con la filosofía- mi impresión es que la literatura murió previamente en la facultades de filología, hace tiempo que observo entre los profesores de "lengua/as" un desconocimiento y desprecio de la literatura alarmante... ellos mismo de dicen de " lengua y no de literatura", no se muy qué bien qué significa eso, suena a que saben de complementos predicativos y suplementos y cosas así y poco -y menos interés aún- sobre Quevedo o Mallarmé... Es posible que pronto ocurra algo así también en filosofía y se sustituya a Kant y Popper, por cualquier trivialidad "moderna" y "práctica", ciudadanías, psico-autoayuda, y cosas así.

Veremos, veremos.

Joselu dijo...

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA O EL OLOR A PEDO DE PERRO

Joselu dijo...

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA O EL OLOR A PEDO DE PERRO

Luis dijo...

Querido amigo:

respondiendo a tu invitación a participar en el carrusel de opiniones sobre la historia de la filosofía, te dejo mi aportación.

http://latortugabicefala.blogspot.com.es/2012/12/la-filosofia-y-yo-vindicacion-de-la.html

Y aprovecho, obviamente, para dejar constancia escrita de mis deseos de felicidad para el año 2013