miércoles, 18 de junio de 2008

Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo, / y más la piedra dura...

Para nadie es ya un secreto que aquí, en España, padecemos unos gobernantes que, entre otros objetivos, están decididos a hundir el sistema educativo, a no dejar piedra sobre piedra y a echar sal sobre cualquier palmo de tierra cultivable. “Otro apocalíptico” ya oigo murmurar a más de uno. No puedo aspirar a convencer a quién así piensa; sólo constatar que es tan ajeno a mí en este particular como lo era de Hume aquel sujeto que fuese capaz de captar su “yo” sustancial, invariable... metafísico.

Desconozco las motivaciones de este despropósito de nuestros representantes, pero sí puedo descartar que tenga su origen en la ignorancia –como alguna vez quise pensar en un ramalazo cristiano ... pues no saben lo que hacen. No, estos sí saben lo que hacen, y también por qué y para qué. Reconozco no tener respuesta a estas cuestiones, se me escapa, y me gustaría con esta líneas sugerir un tema de reflexión para eventuales lectores –antes de que llegue la benefactora canícula que disolverá nuestra tribulaciones. Les agradecería sinceramente cualquier respuesta que me ayudase a aclarar estas incógnitas. Ya casi no me atrevo, les aseguro que no miento, a leer ninguna noticia que tenga que ver con educación, prefiero que lo hagan otros y luego preguntarles si se tercia; hace bien poco leía los titulares de una noticia (entrevista, creo) en que la ministra decía que la selectividad estaba obsoleta y que los apuntes se habían acabado, les prometo que fui incapaz de leer la letra pequeña –no quise saber¡¿debería avergonzarme?. Ya me lo contarán, pensé.

Recuerdo aquellos judíos que veían desaparecer a sus conocidos... y que también se resistían a creer.

Manifiesto de la Plataforma en Defensa de la Filosofía y la Educación Pública

4 comentarios:

Animal de Fondo dijo...

En la época de la transición, yo vivía en un Colegio Mayor que dependía de Presidencia del Gobierno. Hice amistad con el director de entonces, un hombre inteligente, cercano a Suárez. Un día, con ingenuidad esperanzada, le dije: "ahora hay que centrarse en crear cultura". Me miró como a un enajenado y me dijo: "¿Cultura? ¿Para qué?. Bastantes problemas tenemos ya."
Te sugiero, en respuesta a tu pedido, que te preguntes en vez de por qué no, por qué sí. Verás que aquel hombre no hizo más que ser sincero, y que a los políticos de nuestra estructura social no les puede interesar para nada crear mentes libres.
Y creo que no se debería llamar educación a la simple instrucción. Sin esa instrucción, es difícil tener un esclavo sin que él lo sepa. ¿No has pensado que se haría un bien mayor, en ciertos casos, cultivando el analfabetismo? Por lo menos a mí me parece que a un hombre sin esa instrucción es más difícil engañarlo.
Saludos cordiales.

Jueves dijo...

Pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo...

Me aprendí el soneto a los dieiciocho años y nunca lo he olvidado... Cuando empecé a dar clase tuve una tutoría de 2º de BUP y me di cuenta de que un alumno estaba "raro", de que le pasaba algo... Hablé con él y me dijo, pobre: "Es que me ocurre lo del soneto de Rubén Darío"... Y lloró.

Probablemnte yo también lloré con el por dentro... Ese es mi titular de educación. Sigo adelante, a pesar de las noticias, de las maniobras, de las estratatagemas de los "malvados"... Me simplifiqué... Pretendo, entre otras cosas, acompañar en el llanto a un niño de quince años que comienaa a sentir "la pesadumbre de la vida consciente"... Juntos...

Saludos y un abrazo

Juanjo dijo...

Mi seria duda es ¿en qué nave extraterrestre llegaron a invadirnos los políticos? ¿No hay elecciones? ¿Te refieres a todos los políticos o a algún partido o ideología concreta?

Finalmente, en Andalucía, la Filosofía queda como estaba. Lamento muchísimo las pérdidas horarias que leo por otros sitios, pero aquí no la han recortado en nada. Y ya es definitivo.

Y suscribo las últimas líneas de Jueves.

Un abrazo.

Serenus Zeitbloom dijo...

Contesto con algo de retraso, pero es que me resultaba difícil encontrar qué deciros.

Animal de fondo, pues eso, al poder le molestan "los súbditos" que piensan demasiado. Se hacen respondones y sarcásticos.

Jueves, me parece estupendo que a los alumnos se les brinde compañía anímica... la empatía es seguramente la condición necesaria de toda educación. Rubén Dario, Platón, Leónidas o las integrales, la geometría analítica, Newton, Galileo, las bacterias, la células gliares... también modelan nuestros sentimientos y nos descubren nuevas afinidades.

Juanjo, me refiero a lo que viene haciéndose en educación al menos desde los noventa -es lo que yo conozco como docente. Ya sabes que en España tenemos elecciones libres -pero eso no justifica ni moral ni legalmente todas las decisiones que pueda tomar un gobierno –a pesar de haber sido elegido democráticamente , lo sabes perfectamente y la historia está llena de ejemplos. El haber sido elegidos democráticamente no les exime de la crítica, la contrario: "la razón solo otorga respeto aquello que se somete a un examen público y libre"
No sé si es producto de un específica ideología política, en España hay gobiernos de diferente signo político y las diferencias en cuanto al modelo no son muchas. Pero desde luego el partido socialista no está haciendo un gran favor a las enseñanzas públicas, tampoco al laicismo... la filosofía en cambio la está -quizá con la excepción de andalucía- esquilmando. Quizá hayas leído las nuevas orientaciones para selectividad, que darán -si se llevan a cabo- la puntilla no sólo a la filosofía, sino también a la historia y quizá a la lengua.
Creo que en general todos los partidos en el tema de la educación se mueven en clave de demagogia populista... y con desprecio a la cultura.
Hitler no llegó en ninguna nave extraterrestre, pero llegó.

saludos.