miércoles, 9 de julio de 2008

Au revoire philosophie.


Se consuma oficialmente la sentencia de muerte lenta a la filosofía. Filosofía y ciudadanía pasa a tener dos horas semanales -tenía tres como filosofía a secas, es decir que a cambio de un adjetivo muy progre perdemos una horita...y lo que se seguirá perdiendo, la dignidad acaso. Ahora tendrá dos horas: las mismas que religión y educación física, por el contrario ganarán una hora las optativas como psicología, no sé a qué esperan para meter también una optativa de orientación y pedagogía –ya está tardando, eh.

La suerte de la historia de filosofía en segundo de bachiller se nos antoja muy oscura con los cambios que se pretenden en selectividad; se acabó de leer a Descartes, a Kant y a todas esas carcas antiguallas, los cambiaremos por la rabiosa actualidad: los columnistas de El País, de El Mundo, el ABC... actualidad y competencias para el mundo real.

...si es que no el catecismo Peces-Barba! Bye bye Philosophy.

PD. Me cuentan de la decepción de muchos estudiantes actuales en las facultades de filosofía. Puedo imaginarla. Me gustaría poder trasmitirles un poco de optimismo, algo así como: "no desesperéis, no siempre serán nuestros políticos tan burros". Pero no pasa de ser la expresión de un deseo.

Noticia llegada desde diversas comunidades íberas.

3 comentarios:

Juanjo dijo...

Entiendo el cabreo monumental que debéis tener. Lo que no termino de entender en porqué de una puñetera vez no le meten mano a la religión en la escuela pública. Maldito conteo electoralista, me temo.

Veo también el cabreo de los estudiantes de facultad, que encima aquí tienen las puertas cerradas a la docencia a base de funcionarizar interinos por miles en unas oposiciones que son una pantomima de acceso al servicio público.

En fin, que entiendo el cabreo pese a que en Andalucía, que que yo sepa también es "progre", la asignatura continúa igual, y las "Ciencias para..." se meten a costa de optatividades que eran estúpidas a más no poder.

Un saludo.

Serenus Zeitbloom dijo...

Mi experiencia me muestra que a muchos alumnos inteligentes le atrae la filosofía -y muchos la estudiarían de buena gana- pero claro el panorama asusta. Y no es sólo la pérdida horaria, es fundamentalmente la pérdida de crédito, de rigor...

Esa es otra: las oposiciones.

Juanjo dijo...

Efectivamente, las Facultades de Filosofía van a ir al traste en medio país (o lo que sea esto). Lo de las oposiciones me tiene negro estos días. En Andalucía no sacaban plazas de Filosofía desde hacía ya 8 años. Las sacan ahora y resulta que van a meter interinos a punta pala. Los que vienen de la Facultad que se jodan y vendan libros por ahí. Me tiene negro el tema. Del todo.