sábado, 21 de mayo de 2011

¡Me cagüen la leche!

.
Me he acercado a la plaza con la intención de indignarme un tanto y soltar algún taco. Pero aquí no habían más de un centenar de -en su mayoría- jóvenes tranquilos, y lo caluroso del mediodía invitaba más a recostarse en el cesped que a inflamar el sentimiento. No sé si lo que ocurre en Sol perdurará más allá del domingo o de algunas semanas, si crecerá o languidecerá, ni hacia donde se dirigirá... pero creo que la situación política bien merece más que una protesta y un pataleo; un airado -y sostenido- " me cagüen tó" mirando a los ojos de la desfachatez de la clase política y de las élites económicas y financieras. Porque entiendo que todo esto va por ellos; va por ustedes: ¡Me cagüen la leche!.





.

3 comentarios:

Lucía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Joselu dijo...

Te has "mojado" muy poco, casi nada, ni has entrado en el agua. Estaría bien que tú, con conocimiento de causa filosófica, comentaras el discurso de Agustín García Calvo y el de Fernando Savater. Me abstengo de decir quién me ha convencido y quién no. Supongo que es evidente. Échate al agua, caramba...

Serenus Zeitbloom dijo...

¿No me he mojado?. Pues no sé, lo cierto es que no he ocultado nada... realmente no sé ni de dónde viene ni adónde va este movimiento del 15-M. Me resulta querido en lo que tiene de decir no, de indignación... creo que la situación política requiere al menos un toque de atención, una manifestación de rebeldía, en esa parte coincido. Sus propuestas positivas son otro cantar, un revoltijo... de momento parece que cabe todo, veremos hacia donde avanza, pero soy pesimista en ese punto, no creo que el movimiento pueda proponer nada positivo sin autosuprimirse. En esa parte negativa coincido con García Calvo, pero yo no me siento tan animado en la negatividad como él, se le nota gozoso en su papel de retórico-dinamitero-poético-nihilista... "llevaba esperándolo desde el 65", dice, pero no sé que es lo que realmente ha encontrado. De Savater no he leído lo que opina al respecto, a ver si lo leo, (si tienes algún link me gustaría conocerlo) sólo sé por el comentario que haces en tu blog.
Vamos que tengo simpatías por la indignación, pero como he leído por ahí, no creo que el "ciudadano" o "el pueblo" esté muy justificado para considerarse mejor que los políticos que tiene, y por eso modero mi indignación. Y me acuerdo de la canción de Serrat.

Saludos Joselu, te veo radiante... casi tanto como a Agustín G.C. :)