lunes, 7 de enero de 2008

Buen escritor de cartas.

Aquel que no escribe libros, piensa mucho y vive en compañía insuficiente, será habitualmente un buen escritor de cartas.

Friedrich Nietzsche.

Nietzsche no conoció el fenómeno Internet, pero lo que dice parece adecuado para el escritor de blogs; ¿acaso son los “post” otra cosa que epístolas, a veces tan sólo una breve nota, con destinatarios desconocidos?.

Recuerdo que Peter Sloterdijk en Reglas para el parque humano, comienza con la siguiente afirmación del poeta Jean Paul: “los libros son cartas voluminosas a los amigos”. Gracias a Internet mi vago recuerdo se ha concretizado, así que extenderemos la cita a las palabras del propio Sloterdijk:

"Desde que existe la filosofía como género literario, recluta ella a sus adeptos por este medio, escribiendo de modo contagioso sobre el amor y la amistad. No se trata sólo de un discurso sobre el amor a la sabiduría, sino también de conmover a otros y moverlos a este amor. Que pueda en todo caso la filosofía escrita, tras sus comienzos hace dos mil quinientos años, mantenerse en estado virulento todavía hoy, lo debe sin duda a los resultados de su capacidad para hacer amigos a través del texto”

En el Fedro lamenta Platón ( en boca de Thamus ) que ese fármaco (elixir) de la memoria que es la escritura (así lo presenta Teuht) pervertirá el pensamiento –y el carácter- de los hombres al hacerlos creer que conocen aquello de lo que sólo tienen experiencia externa. Tendrán noticia de muchas cosas, pero será mera cáscara hueca y no conocimiento.

"Apariencia de sabiduría, y no sabiduría verdadera procuras a tus discípulos. Pues habiendo oído hablar de muchas cosas sin instrucción, darán la impresión de conocer muchas cosas, a pesar de ser en su mayoría unos perfectos ignorantes; y serán fastidiosos de tratar, porque se habrán convertido en sabios en su propia opinión, en lugar de sabios".

¿Se han multiplicado los peligros que Platón presentía?. O quizá al contrario, si aceptamos la idea de Jean Paul y de Peter Sloterdijk del carácter epistolar de toda escritura: ¿el fenómeno Web 2.0 (creo que se dice así) permitiría infundir vida a la escritura para convertirla en ese diálogo que para Sócrates es el único camino hacia la sabiduría?. Un diálogo que fluye con vertiginosa rapidez en la multiplicidad casi infinita de las epístolas electrónicas, y una sabiduría que se remansa obstinada en el “sólo sé que no sé nada” y el “conócete a ti mismo”.


Reglas para el parque humano.Peter Sloterdijk
Mito de Teuth.


4 comentarios:

Juanjo dijo...

No habría podido decirlo mejor, con más sensibilidad, filosófica y general. Me ha encantado, el fondo y la forma, pero no tengo respuestas, sino preguntas.

He actualizado mi post sobre blogs añadiendo un enlace a este redondo post.
Saludos.

Serenus Zeitbloom dijo...

Se agradece el elogio.
Y el link -porque nos permite creer que ha interesado a alguien.

Saludos

Andriu dijo...

Este post es, creo, una confirmación de que internet puede, también, convertirse en un vehículo propiciador de buenas epístolas.

Tras el ocaso de los grandes sistemas filosóficos, quedan las voluminosas epístolas que comentas y -ahora, con la red 2.0- también el pensamiento fragmentario y dosificado en posts.

Con una novedad: una mayor interacción que la que la escritura tradicional propicia. Acaso hallamos descubierto el término medio entre la oralidad dialógica defendida por Platón y la por él denostada escritura.

Un saludo y felicidades por el post, en el que las citas resultan absolutamente pertinentes como soportes de la reflexión en curso.

Serenus Zeitbloom dijo...

Andriu
Gracias por tu comentario y ojalá tengas razón, esa visión positiva de la web 2.0.