domingo, 19 de septiembre de 2010

La están matando

.
La están matando. Ya saben que en septiembre aparecen fascículos y colecciones de todo tipo; les recomiendo la anunciada en Antes de las Cenizas dedicada a los enemigos de la filosofía, de la que ya ha salido la primera entrega, dedicada al PSOE, y está anunciada la segunda: " Ciencias para el mundo contemporáneo". Intuyo algunos de los otros posibles enemigos, pero ya iremos viendo que nos cuentan.

Me parece que de este enemigo -el primero y más feroz según el autor del post- se ha hablado poco; sí se ha responsabilizado al PSOE de la degradación general de la educación en España , pero estas críticas provienen del rechazo a la Logse desde ciertos sectores -y no trata del caso concreto de la filosofía-. Sin embargo cuando he escuchado a profesores y estudiantes de filosofía tratar el caso concreto de su disciplina, generalmente las críticas siempre apuntan al capitalismo, al materialismo, al utilitarismo, al dinero, [a baal, a moloch y a mammón...] también se señala muy frecuentemente al neo-liberalismo. Aquellas veces en que aparece señalado el PSOE , como alguien ha apuntado, suele acompañarse de la advertencia "pero el PP lo mismo, eh , que conste que yo no voto al PP".

Lo cierto es que si se repasan las sucesivas propuestas de los gobiernos del PSOE en la ordenación del curriculum de secundaria es un hecho fácilmente constatable que paulatinamente han reducido la presencia y el valor de la filosofía, y la cosa podría haber sido peor. ¡Y no voy a decir a quien voto o dejo de votar!. En defensa de la EpC se han manifestado en multitud los profesores y entre los más activos se han destacado los departamentos de filosofía. Pero estos mismos departamentos han sido más silenciosos cuando de señalar la legislación del PSOE se trataba, no es que no se hiciese en absoluto, pero enseguida aparecía el capitalismo, la crisis de valores, el resultadismo, el autoritarismo y sus secuelas, el neoliberalismo, el materialismo. En fin la cohorte infernal habitual, entre cuyas brumas sulfúricas se confunde -y justifica- el más pintao.

Pero este silencio debe tener explicación. Hasta hace poco pensé que la razón residía en que el profesorado de filosofía quizá más identificado con las posiciones progresistas que con las conservadoras teníamos verdadero pavor a que se nos asociase con "la derechona". Y que éramos en esto como la mujer del César. Hoy estoy convencido que la razón no era ésa, y espero, que con la ayuda de esos post anunciados, se haga patente.

La están matando pero apenas se queja. Cosas de íncubos y súcubos.
.

4 comentarios:

Joselu dijo...

Es una terrible contradicción cuando los tuyos (los que considerabas tuyos) son los debeladores de la cultura del conocimiento y en especial de las Humanidades. ¿Qué hacer? ¿En dónde inspirarse? ¿En quién confiar? ¿En Camps, en Rita Barberà, en Aznar, en Cascos, en Esperanza Aguirre...? ¿En la Izquierda desunida más partidaria del pensamiento de moda -ecologista, solidario, chinpún, chinpún- pero nada convencida de que hay que defender las Humanidades? No hay referentes. Yo no los encuentro al menos. ¿Por qué ha pasado esto? No sé. Pero está claro que la filosofía de Aristóteles (de la que nos mofábamos en la universidad cuando yo estudiaba), de San Agustín, Hegel, Kant, Schopenhauer... no inspiran a la juventud de hoy. Hoy en El País Semanal alguien reclamaba un espacio para la filosofía en el periódico. Dudo que le hagan caso. La filosofía no vende. Pensar ¿para qué? ¿Adónde nos lleva? Si hay algún pensador que ha triunfado aunque pervirtiéndose todo su pensamiento ha sido Epicuro. Queremos placer fácil, inmediato, sin compromiso... Se ha olvidado la dimensión moral. Y esto sí que suena a derechona rancia. "Dimensión moral", opinan los progresistas de manual que es algo reaccionario. Mientras no se conjugue esta dimensión con la vertiente progresista, creo que estaremos perdidos. La filosofía y todo lo demás.

Serenus Zeitbloom dijo...

Joselu

¿Los nuestros? Difícil saberlo, además la cercanía de la dictadura complica las cosas, porque está provocó falsas adhesiones. Y luego las rupturas siempre tienen algo de la amargura del desengaño, aunque sean liberadoras.
Llevo meditando una respuesta a la cuestión de la falta de referentes, especialmente en la educación. Aquí la dictadura poco importa, pues esa carencia parece general a los paises occidentales. Aunque, quizá como ocurre con la crisis económica, hay un abismo entre la situación de la europa del norte y la situación meditarránea -España, Grecia...
Díficil respuesta a todo lo que planteas... ahí esta.

Antonio dijo...

La verdad es que no sé qué está pasando con la educación, pues a todos nos recortan horas y todo el mundo se queja de un pasado de gloria: en el COU había tres horas de lengua y tres de literatura, de las que en Cataluña sólo quedan dos para todo. Algo similar comentan otros colegas de otros ámbitos; y mientras, el alumnado tiene menos cultura general. En cuanto al espacio de la Filosofía, mal lo tienes, compañero. Si la ficción les parece aburrida, como apuntaba Joselu, la indagación en las cavernas del saber todavía les produce más pereza. Además, ¿cuándo se ha visto un filósofo en GH?

Serenus Zeitbloom dijo...

No Antonio, no nos vienen los problemas de la asignatura por la parte de los alumnos. Tienen otro origen.

Te recomiendo que sigas la serie de posts que enlazo. Ha salido la segunda entrega dedicada a las ciencias del mundo contemporáneo. Échale un vistazo, ahí está recogido de forma modélica lo que está pasando en educación


Saludos y suerte para este nuevo curso.