domingo, 13 de abril de 2008

En defensa de la filosofía -otra vez.



Decir la verdad cuando reina la mentira se asocia con tanto placer, que por amor a ella el hombre elige el exilio y algo aún peor.

2 comentarios:

Pascual González dijo...

Francamente, no entiendo el uso del símbolo del euro, ni tampoco la oposición final entre el dinero y el pensamiento (filosófico, se entiende). Lamento esa manía de tantos colegas de oponer el dinero a la filosofía, cuando ésta es un producto del excedente económico y cuando lo que pedimos es que se destinen fondos públicos para que la enseñanza de la filosofía se incluya en los presupuestos del Estado a cargo del contribuyente.

Conste que o soy el primero en justificar dicho gasto. Pero (o tal vez justamente por eso) me parece incongruente salir ahora con que el dinero mata el pensamiento (filosófico, se entiende). Más coherente habría sido declarar abiertamente que la falta de dinero es lo que, precisamente, mata el pensamiento (filosófico, se entiende).

Un saludo.

Serenus Zeitbloom dijo...

Pascual

Tienes razón en tu comentario. Pero quizá el vídeo no vaya tampoco descaminado; la supresión o disminución de muchas materias en el bachiller -literatura, clásicas, filosofía- se hace desde una concepción de la educación chatamente "economicista" que busca la rentabilidad y la utilidad inmmediata - el consabido "eso pa que me sirve".
En fin, el dinero puede ser usado muchas maneras, también para matar el pensamiento. De la misma manera que la falta de él puede azuzarlo.

Pero estoy contigo, lo que queremos es que se invierta en pensamiento: filosofía, literatura, arte. Y creo que si lo queremos tenemos que utilizar los medios de que disponemos para hacerlo saber. Creo que los que estamos relacionados con la filosofía -profesores en la media y universitarios,estudiantes- no debemos asistir susmisos y resignados a su degradación.

Un saludo.